Grupo Oncomedica

Horario : Lunes a Viernes - 8 am a 6 pm
  Central : +51-1-224-9310

La Reconstruccón mamaria

El Cáncer de Mama es en la actualidad la neoplasia maligna más frecuente de la mujer y una de las enfermedades más graves que ocurre en su etapa productiva y reproductiva; sin embargo, gracias al tratamiento multidisciplinario y el desarrollo de nuevas drogas quimioterápicas, es también una de las neoplásicas,  con mayor índice de curación, producto de millonarias inversiones de los países industrializados donde esta enfermedad es un problema de salud, ya que su incidencia es tan alta que una de cada diez mujeres en el transcurso de su vida desarrollarán una neoplasia maligna de la mama.

La mastectomía radical, tratamiento inicial en la mayoría de los casos de esta neoplasia, da hoy en día altos índices de curación, sin embargo, es una condición que produce en las mujeres un cambio significativo en su personalidad y autoestima, que conlleva a una situación de “minusvalía” que repercute en el ámbito laboral, afectivo y sobre todo familiar. Se estima que el 30% o más de las parejas se separan después de una mastectomía, pero la causa principal en la mayoría de estas separaciones recae en la actitud de la mujer, al comprometerse seriamente la intimidad de la pareja.


La pérdida de la mama  que representa el órgano mas importante de  la identidad sexual de la mujer, por su condición visible y seductora, puede ser reparado mediante diferentes procedimientos de reconstrucción mamaria, ya sea con tejidos propios o el uso de implantes o prótesis.

Si tenemos entendido que la mama está formada por piel delgada, tejido graso denso y glándula mamaria en menor cantidad, la mejor reconstrucción es la que recupera estos componentes, es por ello que el método de mejor resultado cosmético y “funcional” es el que emplea los tejidos propios provenientes de la piel y la grasa que se encuentra con frecuencia en exceso por debajo del ombligo. Este método conocido mundialmente como TRAM flap permite recuperar no solo  la forma y el volumen de la mama, sino también su consistencia ya que la grasa infraumbilical es similar a la mamaria, siendo resistentes a las modificaciones de peso que puede tener una persona. Una vez trasladado al tórax todo el tejido abdominal, el cirujano demuestra su arte para esculpir una mama con tejidos vivos tal como lo hace un artista con el mármol o la cerámica.

Adicionalmente se consigue una significativa mejora del contorno corporal ya que  para desplazar este tejido, debe ser acompañado por el músculo de los abdominales, por lo que la cirugía incluye una marcada disminución de la circunferencia abdominal al realizar el cierre y reforzamiento del plano muscular del abdomen.

Una vez lograda la reconstrucción del volumen de la mama, se procede a la reconstrucción del complejo areola pezón y al tratamiento de la mama contralateral ya sea para aumento, reducción o levantamiento del busto para lograr finalmente la armonía y belleza que distingue el cuerpo femenino.

Dr. Ricardo Delgado Binasco
CMP 19204 / RNE 12815
Jefe del Dpto. de Cirugía Reconstructiva
Instituto Oncológico de Lima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *