Grupo Oncomedica

Horario : Lunes a Viernes - 8 am a 6 pm
  Central : +51-1-224-9310

All Posts in Category: noticias

El ABC del Cáncer de estómago

El estómago es una bolsa encargada de recibir los alimentos, la pared del estómago está conformado por varias capas como un libro, la más externa que está en contacto con los alimentos se llama mucosa y es el sitio donde se origina el cáncer mas frecuente llamado adenocarcinoma.

Cuando el cáncer se origina de las otras capas tiene otros nombres dependiendo de si se origina del músculo, vaso, grasa o del tejido de sostén que son los otros constituyentes. El adenocarcinoma representa el 94% de los tumores del estómago. Es mas frecuente en hombres en proporción de 2 a 1con respecto a las mujeres. Se presenta preferentemente entre los 50 y 70 años, aumentando la incidencia con la edad (es decir, a mayor edad, mayor riesgo de cáncer). La incidencia de cáncer gástrico varía de acuerdo a las diversas zonas geográficas, por ejemplo, Japón tiene la mayor incidencia de cáncer gástrico a nivel mundial, de otro lado, en Sudamérica, Perú y Colombia son los países con mayor incidencia de esta enfermedad.

Hay una serie de factores que podrían desencadenar este tipo de cáncer tales como: la edad avanzada , el sexo masculino, la alimentación en base a productos adobados, salados o ahumados, los productos fritos con aceites reciclados y las conservas. La pobre ingesta de vegetales y frutas, el consumo de tabaco y algunas actividades laborales con productos químicos, también son factores de riesgo de esta neoplasia.

Existen otros factores de riesgo como por ejemplo la presencia de Helicobacter pylori, que es una bacteria que se aloja en el estomago y lo altera, el antecedente de cirugía de estómago por úlceras, la gastritis atrófica, el grupo sanguíneo A y los antecedentes familiares de cualquier tipo de cáncer.

El cáncer de estómago tiene dos formas de presentación: el precoz, que quiere decir que recién esta apareciendo y está ubicado solo en la mucosa gástrica, que generalmente no da síntomas y son diagnosticados casi de “casualidad” por un examen endoscópico rutinario. Este tipo de neoplasias tienen un alto índice de curación. En el Japón hay un 33 % de diagnóstico de cáncer precoces, debido a que esa población se realiza chequeos periódicos en forma obligatoria.

El cáncer gástrico avanzado significa que el cáncer ya paso todas las capas de la pared del estómago, y ya comprometió ganglios, venas, arterias, órganos vecinos y alejados al estomago. En este tipo de cáncer generalmente hay síntomas como náuseas, vómitos, llenura precoz, anemia y pérdida de peso. El tratamiento depende del grado de compromiso local y general de la enfermedad y el pronóstico es malo, con una pobre sobrevida a pesar de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

La única forma de prevenir esta cruel enfermedad es mediante el cuidado en los hábitos alimentarios, el tratamiento precoz de las molestias gástricas y un chequeo periódico. Con esto se podría disminuir el número de casos de enfermedades precoces potencialmente curables y reducir las altas tasas de mortalidad de esta agresiva enfermedad.

Dr. Gustavo Gálvez Villacorta
CMP 09905 / RNE 03074
Oncólogo – Gastroenterólogo
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas

Linfomas: Tumores del Tejido Linfático

Estos tumores están entre las 10 más frecuentes formas de cáncer. Se presentan a cualquier edad desde la infancia hasta la senectud. Interesantemente las “huellas digitales” de algunos virus como el virus de Epstein Barr y retrovirus se encuentran en las células de algunos linfomas. Desde el año 1834 en que Thomas Hodgkin los describió como “una enfermedad de las glándulas absorbentes”, el rostro de estas neoplasias se ha ido perfilando; éste es, sin duda, el más y mejor estudiado de todos los tumores. Los linfomas son tumores del tejido linfático o sea del sistema inmunológico.

El tejido linfático está presente en todas y cada una de las estructuras del organismo con un volumen equivalente al 1.5-2.5 % del peso corporal. La mayor parte de esta red de tejido linfático está en los 800 ganglios distribuidos estratégicamente cerca de las “puertas de entrada “ a nuestro organismo : cuello y garganta, axilas, ingles; también ,profundamente en el mediastino del tórax ,en el abdomen y en la pelvis.

Una tercera parte está organizada en millones de corpúsculos microscópicos llamados folículos estratégicamente ubicados a lo largo de todo el trayecto del tubo digestivo ,desde las amígdalas hasta el colon, lo mismo que en el los bronquios y también en la pìel . Se reconoce un tejido linfático ganglionar y otro extraganglionar.

La mayoría de linfomas se presentan en los ganglios, como tumores de crecimiento indoloro; los linfomas de los ganglios profundos (tórax, abdomen) suelen descubrirse por la compresión de los órganos vecinos o por una radiografía incidental. Una tercera parte de linfomas se origina en el tejido linfático extraganglionar del intestino, estómago , bazo ,amígdalas y cerebro ; dos linfomas debidos a la proliferación de linfocitos T son el linfoma de la piel ,también conocido como “micosis fungoides” y el linfoma nasal ,este último confundido con la uta o la espundia por presentar ulceraciones de la mucosa de la nariz.

Estos tumores fueron los primeros curables por quimioterapia y ahora tienen una gama de tratamientos que pasan por la radioterapia hasta la moderna inmunoterapia con anticuerpos monoclonales.

Dr. Andrés Solidoro  Santisteban
CMP 00008 / RNE 00002
Director Medico – Cancerólogo
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas

Los nueve factores de riesgo del cáncer

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard reveló los principales factores que elevan el riesgo de sufrir cáncer. Se trata del cigarrillo, el alcohol, la obesidad, la falta de ejercicio, el bajo consumo de vegetales, el sexo inseguro, la polución ambiental, el humo de combustibles caseros y el uso de jeringas contaminadas.

Encabezan la lista los dos factores más dañinos, responsables del mayor número de muertes por cáncer. El consumo del cigarrillo y el alcohol no ha sido modificado debido a la poderosa maquinaria de publicidad de esta industria, que supera a los tímidos esfuerzos de los gobiernos y sus autoridades de salud pública.
El estilo de vida condiciona factores como el sobrepeso y la inactividad física, que cobran a los países desarrollados su cuota de mortalidad por cáncer. Lamentablemente, los países en vías de desarrollo adoptan buenos y malos hábitos y desdeñan la protección que ofrece el consumo de frutas y vegetales. No está de más repetirlo: cinco porciones de fruta y vegetales al día.

El sexo inseguro aumenta el riesgo de infección por cepas oncogénicas del virus del papiloma humano (PVH): las mujeres infectadas pueden desarrollar lesiones precursoras que eventualmente pueden convertirse en cáncer invasor del cuello uterino. Este es un penoso problema de las clases menos favorecidas en nuestro país.

La polución ambiental a nivel de poblaciones y el humo de combustibles caseros son factores cancerígenos: investigadores peruanos han encontrado alta incidencia de enfermedades respiratorias, cáncer incluido, condicionadas por el humo de cocinas de leña en ambientes cerrados y sin ductos de salida .

El noveno factor se refiere al empleo de jeringas contaminadas, sobre todo con el virus de la hepatitis B, responsable del mayor número de casos de cáncer del hígado.

Esta enumeración de factores de riesgo de cáncer es una valiosa herramienta contra el cáncer para países como el nuestro, porque son factores modificables en los que la educación está en la primera línea de combate.

Dr. Andrés Solidoro  Santisteban
CMP 00008 / RNE 00002
Director Medico – Cancerólogo
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas

¿Es el Cáncer una enfermedad hereditaria?

Acaba de demostrarse que, además de la edad, historia familiar es un fuerte factor de riesgo para desarrollar cáncer de la próstata. Esto significa que si tu padre o un hermano tiene cáncer de próstata, tu riesgo de tener la enfermedad es dos veces y media más alto que el de un varón sin historia familiar de la enfermedad. Y si son dos los familiares afectados, el riesgo es tres y media veces mayor. Los investigadores afirman que el cáncer de la próstata es más fuertemente hereditario aún que el cáncer de la mama y el cáncer de colon.

Entre 5 a 10 por ciento de casos de cáncer de mama y/o cáncer de ovario son genéticamente hereditarios; un 20% adicional de casos están asociados a predisposición familiar; el resto son esporádicos o no-hereditarios. La mutación genética responsable del cáncer hereditario de la mama, ha sido identificada como el gen BRCA 1 y 2. Las mujeres portadoras de esta anormalidad genética tienen entre 55 y 85% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama a los 70, y la mitad de esos casos ocurren antes de los 50 años de edad. El riesgo de cáncer de estas portadoras es tan dramáticamente alto, que se acepta que la mastectomía o extirpación quirúrgica profiláctica de las mamas, es una opción de tratamiento .Las mujeres BRCA positivas son identificadas por análisis genético, pero clínicamente son casos con historia familiar de cáncer de mama, especialmente si la enfermedad es bilateral y si se presenta en menores de 40 años de edad.

Una proporción parecida de casos de cáncer de colon tiene carga hereditaria siendo la gran mayoría del tipo esporádico. La presentación de la enfermedad antes de los 50 años de edad, y la localización del tumor en el lado derecho del colon deben hacer sospechar la existencia de factor hereditario. Una enfermedad conocida como “poliposis adenomatosa familar” es responsable de menos de 1 por ciento de casos, pero se presenta muy temprano en la vida y su transformación a cáncer es inevitable muchas veces antes de los 40 años de edad. La mayoría de casos de cáncer hereditario corresponde al “cáncer hereditario no-poliposis” que se caracteriza por su presentación temprana ,antes de los 50 años de edad.

El retinoblastoma es un tumor de la retina del ojo de los niños que fue el primero descrito como hereditario, con un riesgo de transmisión genética muy alto. Pero al igual que en otros tumores hay una proporción de casos hereditarios, en esta caso muy alto, entre 35 y 45% de todos los casos , y un 55% de casos esporádicos. Se ha determinado que si uno de los padres tuvo retinoblastoma hereditario hay 50% de probabilidades de que su hijo desarrolle retinoblastoma , y que si una pareja sin antecedentes tiene un hijo con retinoblastoma el riesgo de que el otro hijo haga retinoblastoma es de 5 a 6%.La consejería genética es una parte importante del manejo de estos casos.

Dr. Andrés Solidoro  Santisteban
CMP 00008 / RNE 00002
Director Medico – Cancerólogo
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas

¿Conoce Ud. el Cáncer de Esófago?

El cáncer de esófago sigue siendo uno de los canceres mas letales

El cáncer de esófago sigue siendo uno de los canceres mas letales que existe. El Esófago es un tubo que une la boca y orofaringe con el estomago, es de aproximadamente unos 25 cms de largo 3 a 4 cms de ancho por el cual  los alimentos están de paso.

Su ubicación es entre el cuello y tórax y esta constituido por varias capas siendo la mas externa la mucosa donde se originan la mayoría de los canceres. Se calcula que hay una presentación de alrededor de 12,300 casos nuevos por año en USA y que habrá unas 11,200 muertes por esa causa.
Las dos formas mas comunes de presentación son  el tipo epidermoide, que representaba casi el 95 % de los tumores y tiene una mayor preponderancia en la parte superior y  media en regiones de China, Sudáfrica, provincias de Francia como son Normandía y Bretaña, la región de Gonbad del norte de Irán; en todas estas zonas tiene el reconocimiento como endémicas.

El adeno carcinoma en la parte dista, el cual se ha incrementado en los últimos 20 años llegando en algunas series hasta el 34%  de todos los casos teniendo como base el esófago de Barreto que es el cambio de las células del esófago por las del estomago en su afán de protegerse del reflujo ácido que podría estar ocasionado por la hernia hiatal.

En ambos  casos la  mayor incidencia es la  raza blanca y en los  hombres donde  hay una marcada preponderancia hasta 7/1, pero también han aumentado en la negra hasta 2 a 3 veces los informes anteriores.

Hay una serie factores que intervienen en su presentación como son la edad, siendo infrecuentes antes de los 40 años pero aumenta su frecuencia con cada década, el sexo, la raza, el consumo de alcohol y tabaco, lesiones cáusticas del esófago, radiaciones, enfermedad celiaca, esclerodermia y el esófago de Barrett.

Las molestias son producidas por la incapacidad que tiene las personas para poder pasar sus alimentos  que se llama disfagia, inicialmente se ve relacionados con los sólidos pero después llega hasta los líquidos puede haber atragantamiento con carnes, pérdida de peso, hipo, vómitos, mucho depende en la situación que se encuentra el tumor.

Cuando es pequeño se conoce como incipiente e indica ubicación solo la mucosa son operados y solucionan su problema, cuando paso la mucosa y llego hasta los ganglios se conoce como avanzado y no hay solución.

Por la ubicación del esófago la única forma de prevenir es haciéndose estudios endoscopicos a partir de los 40 años y continuar con esto si tiene esófago de Barrett.

Es por este motivo recomendable tener chequeos permanentes de prevención ya que es la mejor manera de controlar este y demás tipos de cáncer.

Dr. Gustavo Gálvez Villacorta
CMP 09905 / RNE 03074
Oncólogo – Gastroenterólogo
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas

¿Papanicolaou o Vacuna para el Cáncer de Cuello Uterino?

La infección por el Virus del Papiloma Humano (PVH) es una enfermedad de transmisión sexual, tan frecuente como la infección por el virus del herpes de los labios o como la infección por Helicobacter Pylori del estómago. Más del 50 por ciento de mujeres mayores de 20 años tienen el virus en forma de una infección que no produce síntomas y que en la mayoría de los casos cura espontáneamente. Tres o cuatro de las 100 cepas de PVH, pueden producir mutaciones cancerígenas en las células infectadas del cuello uterino, cuando esta infección persiste por periodos tan prolongados como 10 a 15 años. prevención ya que es la mejor manera de controlar este y demás tipos de cáncer.

Estos virus, específicamente los ácidos nucleicos de estos virus, pueden ser capturados y analizados en el laboratorio. En otras palabras, PVH puede diagnosticarse mediante el análisis de una muestra de secreción vaginal recogida de manera similar a la muestra que se toma para el test de Papanicolaou. La existencia de infección por las cepas oncogénicas de PVH en una paciente que tiene test de Papanicolou positivo aumenta la sensibilidad del test para lesiones pre-malignas. Y al contrario un resultado negativo para PVH identifica a las mujeres cuya citología retornará a la normalidad espontáneamente alejando el diagnóstico de cáncer.

El test de Papanicolaou detecta las lesiones producidas por el PVH en las células del epitelio del cuello uterino. Estas alteraciones pueden ser leves, moderadas o severas; estas últimas deben ser vigiladas porque pueden ser la señal de la existencia de una lesión precancerosa en el cuello uterino. Esta lesión precancerosa es usualmente pequeña y superficial y puede ser curada en el 100 por ciento de los casos. En el Perú hay 4 y ½ millones de mujeres en edad de riesgo para cáncer de cuello uterino, la mitad de ellas en alto riesgo por venir de los sectores desprotegidos de nuestra sociedad y todas ellas tienen ya infección por el PVH.

El cáncer de cuello uterino sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer de la mujer peruana, no porque no haya habido vacuna contra el PVH, sino porque en el Perú, como en otros países del tercer mundo los programas de detección con el test de Papanicolaou o no se han implementado o se han aplicado mal. En los países desarrollados el cáncer de cervix era tan frecuente como en el nuestro, pero ha casi desaparecido gracias a estos programas de despistaje, demostrando la eficiencia del método.

El número de niñas peruanas que tendrían que ser protegidas del PVH por medio de la vacuna es de 3 y ½ millones y esta inversión millonaria las protegería de una infección que podría generar una lesión precursora de cáncer después de un periodo de incubación de 20 a 30 años, lesión que si no fuera detectada a tiempo podría devenir en cáncer invasor. Este avance tan importante de la ciencia, tiene sin duda su lugar y su momento. Pero lo que no debemos, es dejar que desvíe nuestra atención de la tarea nacional pendiente de proteger a los miles de mujeres pobres, ya infectadas por el virus, y ahora portadoras de una lesión precancerosa que va a progresar a cáncer invasor a menos que sea curada a tiempo.

Dr. Andrés Solidoro  Santisteban
CMP 00008 / RNE 00002
Director Medico – Oncólogo Clínico
Instituto Oncológico de Lima

Leer Mas